Joe Biden gana las elecciones presidenciales en EE.UU

Biden será con 78 años el presidente más viejo del país pero es también el más votado de la historia

Biden será el presidente del país en enero a la espera del resultado de los desafíos legales al conteo presentados por la campaña de Donald Trump en varios estados.

Biden logró imponerse al presidente Trump en el estado de Pensilvania, consiguiendo por el momento 273 votos electorales, de un total de 538. Trump se mantiene en 214.

La campaña de Trump ya ha dicho que no reconocerá su derrota y la victoria de Biden.

Trump es el primer presidente desde los años 90 que no repetirá mandato.

En las elecciones del pasado martes se registró la mayor participación en unos comicios presidenciales en EE.UU. desde 1900.

Biden ha obtenido por el momento más de 73 millones de votos, un récord histórico. Trump suma casi 70 millones, el segundo mejor número de la historia.

Todavía deben definirse varios estados en los que no hay una proyección clara: Arizona, Carolina del Norte y Georgia.

Me honra la confianza que el pueblo estadounidense ha puesto en mí y en la vicepresidenta electa (Kamala) Harris”, expresó Biden en un comunicado.

“Con la campaña ya finalizada es momento de dejar atrás la ira y la retórica más dura y unirnos como país”, pidió Biden, de 77 años.

“Es momento de que Estados Unidos se una y sane sus heridas”.

Líderes mundiales como el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, o el de Reino Unido, Boris Johnson, ya felicitaron a Biden por su victoria.

Y en diversas ciudades de Estados Unidos se vieron escenas de celebración.

“La elección no ha terminado”

El presidente Trump se había declarado ganador de las elecciones la madrugada del martes cuando el conteo no había finalizado. Desde entonces denunció irregularidades en un conteo que poco a poco fue quitándole la ventaja inicial que tenía en estados clave.

No ha presentado por el momento, sin embargo, ninguna evidencia de fraude, pero su campaña ha iniciado litigios legales en varios estados.

“La elección está lejos de haber terminado”, dijo Trump en un comunicado. “¡Gané la elección y por mucho!”, expresó en twitter.

“Todos sabemos por qué Joe Biden se apresura a declararse ganador y por qué sus aliados en los medios están tratando de ayudarlo: no quieren que se sepa la verdad”, sigue en el comunicado publicado después de la proyección del triunfo de su rival.

En medio de la pandemia

Las elecciones en EE.UU. se han celebrado en medio de un repunte de la crisis del coronavirus, con los contagios y muertes al alza. Trump insiste en que Biden obligaría a nuevas cuarentenas, lo que llevaría a un nuevo parón económico.

Biden acusó al presidente de fracasar a la hora de imponer suficientes medidas para controlar la pandemia en el país que se ha visto afectado más duramente con más de 230.000 muertes.

Biden retorna ahora a la Casa Blanca, donde ejerció durante ocho años como vicepresidente de Barack Obama (2009-2017).

“Un triunfo histórico y decisivo”, dijo el expresidente de la victoria de su amigo.

El 20 de enero de 2021 Biden será investido presidente, cuando tenga ya 78 años, lo que le convertirá en el presidente más viejo de la historia, superando el récord que tenía Trump, quien llegó a la Casa Blanca con 70.

raya separatoria

¿Qué pasa ahora?

Lo normal es que el candidato perdedor conceda la derrota, pero Trump no lo va a hacer, como ya ha dejado claro.

“La falsa proyección de que Joe Biden es el ganador se basa en resultados en cuatro estados que están lejos de ser definitivos”, expresó la campaña del presidente en un comunicado sobre los resultados en Pensilvania, el estado que dio el triunfo final a Biden.

Se hará un recuento en Georgia, donde los márgenes son muy estrechos, y Trump desea lo mismo en Wisconsin. Ya prometió llevar el caso hasta la Corte Suprema por un supuesto fraude del que no hay evidencias.

Los tribunales estatales son la primera instancia de la batalla legal. Los jueces pueden aceptar los pedidos y ordenar un recuento. Por encima de ellos están las Cortes Supremas de cada estado.

Mientras, se siguen contando los último votos en varios estados. Los resultados nunca son oficiales hasta la certificación final que ocurre en cada estado semanas después de la elección.

Los 538 electores que oficialmente definen al ganador se reúnen en la capital de cada estado el 14 de diciembre.

Los electores reflejan generalmente la decisión del voto popular, pero en algunos estados esto no es un requerimiento formal.

El nuevo presidente se juramenta el 20 de enero de 2021 tras un periodo de transición.

Tras esa ceremonia en la escalinata del Congreso, el nuevo presidente se dirige a la Casa Blanca y arranca su mandato de cuatro años.

raya separatoria

Un desenlace de acuerdo a la campaña

Análisis de Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC en EE.UU.

El triunfo proyectado de Joe Biden tras cuatro días de conteo es el desenlace de una extraordinaria campaña realizada durante una devastadora pandemia, en medio de una gran conflictividad social y contra uno de los presidentes menos convencionales de la historia.

En su tercer intento por la presidencia, Biden sorteó los obstáculos políticos y logró un triunfo que quizás sea estrecho en el Colegio Electoral pero en el que se prevé que consiga cuatro millones de votos más que su rival.

Con su proyectada victoria, Biden es el hombre más viejo en ser elegido para la Casa Blanca. Y lo acompaña la primera mujer vicepresidenta cuya herencia multiétnica supone también un hito.

Biden puede empezar a plantear la ardua tarea de la transición. Tendrá menos de tres meses para formar un gabinete, determinar sus prioridades y prepararse para gobernar un país que enfrenta numerosas crisis y que está muy dividido.

Biden ha soñado con llegar a la Casa Blanca como presidente los 50 años que lleva en la vida política del país. Con el premio llegan también los retos.

raya separatoria

A la tercera…

Biden hizo dos intentos por ser presidente antes de ahora.

En 1988 se retiró de la carrera tras admitir haber plagiado un discurso.

En 2008 lo intentó de nuevo pero se retiró antes del triunfo de Barack Obama, que lo convirtió en su compañero de fórmula.

Sus ocho años como vicepresidente le permitieron presumir de gran parte del legado del popular Obama, incluyendo el sistema de extensión de la protección de salud conocido como Obamacare.

El seis veces elegido senador de Delaware ganó su asiento en el Congreso por primera vez en 1972.

Fue un firme defensor de la ley contra el crimen de 1994 que muchos en la izquierda dicen que llevó a sentencias muy duras y a una encarcelación masiva.

La mayor parte de los estadounidenses saben que la vida de Biden ha estado marcada por las tragedias personales.

En 1972 perdió a su primera esposa, Neilia, y a su hija Naomi en un accidente de tránsito.

Tomó juramento de su primer mandato en el Senado desde la habitación de hospital donde sus otros dos hijos, Beau y Hunter, se recuperaban del mismo accidente.

En 2015, Beau murió de cáncer a los 46 años y Biden dijo que eso fue fundamental en su decisión de no presentarse como candidato a la presidencia en 2016.