Murió el ex presidente francés Valery Giscard d’Estaing, una figura clave de la Europa moderna

El ex presidente de Francia, Valéry Giscard d’Estaing murió este miércoles en el hospital de Tours. El exjefe de Estado de 1974 a 1981 tenía 94 años y estuvo acompañado por su familia , en su castillo de Loire et Cher. En las últimas dos semanas había sido hospitalizado por problemas cardíacos pero murió por secuelas del Covid. Sus exequias serán en la más estricta intimidad. Los ex presidentes franceses lo honran con su recuerdo por “su espíritu modernizador”.

El destino político de “VGE” quedó marcado el 10 de mayo de 1981, día de su derrota en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales con François Mitterrand, con el sello de la tragedia.

“Al principio, el trauma fue fuerte. Este trauma duró mucho tiempo. Fue mitigado por mis funciones en el Consejo Regional de Auverge, y desapareció por completo cuando presidí la Convención Europea”, confió Giscard d’Estaing. Durante mucho tiempo creyó en un regreso a la cima, lo que nunca sucedió.

Este distinguido jefe de Estado, nacido en 1926 en Coblence, en la Renania de entreguerras ocupada por las fuerzas francesas, perteneció a la generación de políticos forjada por la Segunda Guerra Mundial. Se incorporó a Polytechnique en 1946, y eligió incorporarse a la joven Escuela Nacional de Administración (ENA) en enero de 1949. Eligió el cuerpo de la Inspección de Finanzas.Fue entonces cuando comenzó el ascenso político de este producto de la élite republicana.

Con De Gaulle

A los 32 años, Valéry Giscard d´Estaing se incorporó al gobierno, del que era el más joven, como secretario de Estado de Hacienda. De él, el general Charles De Gaulle dirá que fue su “mejor tesorero”. En 1962, fue ascendido a Ministro de Finanzas y Asuntos Económicos. Demasiado independiente para el gusto de los gaullistas, sin embargo, no fue seleccionado después de las elecciones presidenciales de 1965.

Junto al “Grand Charles”, Valéry Giscard d’Estaing agudiza su visión del país: Sin cartera, el diputado Giscard estaba ganando cada vez más peso en el Palais-Bourbon. Poco a poco se fue distanciando del poder gaullista. Creó así su movimiento, la Federación Nacional de Republicanos Independientes, en 1966, con un posicionamiento político de centro derecha.

Un año después, el diputado de Auvergne contribuirá a poner fin a la era de De Gaulle, al anunciar “no aprobar” el referéndum sobre la reforma y regionalización del Senado. De regreso al Ministerio de Hacienda en 1969, bajo la presidencia de Georges Pompidou, Valéry Giscard d’Estaing, un excelente técnico, disfrutó de su cargo de Ministro de Economía y Hacienda, sin que por ello su ambición estuviera allí encerrado. Se propuso conquistar el Elíseo tras la muerte de Pompidou en 1974.

Ofreció una campaña innovadora. Por primera vez, el candidato presidencial mostró su vida privada: esquiaba y jugaba al fútbol, bajo la lente de las cámaras. Creyendo que “la televisión es la primera potencia en Francia”, el candidato importa desde Estados Unidos una comunicación política, que ahora se ha convertido en un paso necesario.

Opuesto al socialista François Mitterrand, el candidato de 48 años, muy por delante de su competidor televisivo, impresionó al lanzar la famosa fórmula: “No tienes el monopolio del corazón”. “Mitterrand me dijo: ‘Ahí fue cuando perdí las elecciones'”. Sin embargo, el resultado fue el más ajustado en la historia de la Quinta República: 50,81% para Giscard contra 49,19% para Mitterrand.

El nuevo jefe de Estado llegó a pie al Palacio del Elíseo, En el primer año de su mandato de siete años, inició una serie de reformas sociales progresivas: en junio de 1974, la mayoría de edad pasó de 21 a 18 años; en noviembre, Simone Veil obtiene la despenalización del aborto; se amplía la licencia de maternidad; la vejez mínima está aumentando; la legislación sobre anticoncepción se flexibiliza; la reforma del divorcio de mutuo acuerdo y ya se está configurando el colegio único.Liberal, Valéry Giscard d’Estaing también influenció en la economía.

La pasión por Europa

Europa fue su pasión. En 2001, fue nombrado presidente de la Convención sobre el Futuro de Europa por el Consejo Europeo. Es en esta calidad que presentó, en 2003, un proyecto de Constitución europea, firmado en octubre de 2004 por los 25 Estados miembros de la Unión Europea.

El ex embajador argentino en Paris, Archibaldo Lanús fue su amigo y huésped en su chateau de provincia. “Giscard d’Estaing fue para mí, luego del General De Galle , el presidente de Francia más inteligente que conocí. Recuerdo que cuando fui tercer secretario en Paris, me impresionó su posición respecto a la reforma del sistema monetario internacional cuando el fué Ministro de Finanzas. Años después como presidente, su  brillante y generosa defensa de los países en vías de desarrollo, cuando se  discutió, luego de la crisis petrolera , el nuevo orden económico”, recordó el diplomático argentino. También, tuvo un activo rol en abriles las puertas de Francia a miles de argentinos que llegaban huyendo de la dictadura militar.